Miguel Arguedas

Ahorrar – Agua

por

¿Por qué ahorrar agua?

Nuestros hábitos insostenibles de consumo y producción hacen que el despilfarro de los recursos naturales vaya cada vez en aumento. Este hecho, unido al aumento de la población mundial, los condicionantes climáticos y la contaminación de las fuentes de calidad, convierte al agua en uno de los principales orígenes de crisis entre países.

Según datos de Naciones Unidas, cada día mueren unas 25 mil personas como consecuencia de una mala gestión del agua. En gran parte del mundo este recurso está sometido a despilfarro, vertidos industriales y urbanos, contaminación de origen agrícola y otros elementos negativos que afectan notablemente la calidad, tanto de las aguas superficiales como subterráneas.

Debemos cambiar esta perspectiva y modelo y comprender que el agua es un bien escaso. A pesar de que cubre casi un 80% de la superficie de la Tierra, sólo el 1% de ésta es agua dulce, es decir, apta para usos domésticos, industriales o comerciales y turísticos. Por otra parte, el agua salada sustenta importantes cadenas alimenticias claves para la alimentación mundial, además, vive en ella una vegetación muy pequeña que es la que aporta más de un 60% del oxígeno de la Tierra. Por eso es importante mantenerla limpia y economizarla. A la vez que garantizaremos un crecimiento más sostenible para el futuro de nuestros hijos.

Piensa también, que el consumo de otros productos o servicios también contribuye a un incremento del gasto indirecto de agua. El agua es imprescindible para producir alimentos, pero también para regar los campos, para refinar el combustible o para fabricar la bolsa de plástico de la tienda. Haz un consumo responsable y reducirás tu gasto de agua indirecto.

¿Sabías que…?

  • Un grifo abierto gasta de 5 a 10 litros que se van directo al drenaje cada minuto.
  • Si dejas el grifo abierto mientras te lavas los dientes, puedes malgastar casi 20 litros de agua.
  • Si te duchas con el grifo abierto, puedes estar botando 60 litros de agua.
  • El lavado de platos con el grifo abierto supone un consumo de unos 100 litros de agua.
  • Lavar el auto con una manguera puede suponer un consumo de unos 500 litros de agua.

Aplica estos consejos

  • Moja el cepillo de dientes y usa un vaso de agua para enjuagarte los dientes. Cuando te laves los dientes con el grifo cerrado ahorrarás 19 litros de agua.
  • Llena el lavatorio cuando te afeites, sólo utilizarás 5 litros de agua. Aunque puedes hacerlo mucho más económico aún. Solo investiga por ti mismo como lograrlo.
  • Dúchate y evita llenar la bañera. Ahorrarás 60 litros de agua.
  • Pon la lavadora y el lavavajillas cuando estén llenos del todo. Ahorrarás 80 litros.
  • Repara los grifos que gotean y vigila que siempre estén bien cerrados. Puedes ahorrar hasta 180 litros.
  • Descongela los alimentos a temperatura ambiente, nunca bajo el grifo. Ahorras 15 litros.
  • Lava la fruta y la verdura en un tazón. Ahorras 10 litros.
  • Cuando compres un electrodoméstico procura que tenga la etiqueta ecológica.
  • Vigila las posibles fugas de agua en el inodoro y en los grifos.
  • Tira de la cadena del inodoro sólo cuando sea necesario; no lo utilices de cenicero o papelera. Ahorras 6 – 8 litros de agua que es lo que contiene el tanque.
  • También evitarás la sobrecarga de las depuradoras de aguas residuales.
  • Lava el auto con una esponja y un cubo, gastarás menos de 50 litros.
  • Utiliza la escoba en lugar de la manguera para limpiar patios y terrazas.
  • Ajusta correctamente los aspersores y concentra el riego en zonas verdes.
  • Utilizad plantas autóctonas que consumen poca agua.
  • Deja crecer el césped más alto, disminuiréis la evaporación del agua, especialmente si el verano es muy seco.
  • Intenta regar a primera hora de la mañana o al atardecer. Si riegas en horas de sol, el 30% del agua se evapora.

Pequeños esfuerzos, para grandes resultados

  • Utiliza aparatos con etiqueta ecológica, y cambia los aparatos (grifos, duchas y cisternas) por otros más modernos y eficientes.
    Normalmente las duchas consumen hasta el 30% del agua doméstica. Una ducha corriente gasta 12 litros de agua por minuto y, así, una ducha corta consume unos 125 litros de agua.
  • El aspersor de la ducha de bajo consumo reduce el consumo hasta la mitad o más (haz la prueba con un cubo) Sólo necesitas un reloj con segundero y un cubo de, como mínimo, 3 litros de capacidad. Sujeta el cubo bajo la ducha y calcula el tiempo que el agua tarda en llegar a la línea de los 3 litros. Si tarda menos de 20 segundos, deberías sustituir el cabezal por un modelo de bajo consumo.
  • Utilizad cisternas (tanques de agua del inodoro) de 6 litros, muchas cisternas de inodoro aún son de 8 litros, sin mecanismos de interrupción de descarga.
    Los inodoros con pulsador/tirador son los más comunes de los que funcionan por gravedad. La cisterna está adosada en la taza. La descarga de 6 – 8 litros se realiza en cada uso mediante un pulsador o tirador.
  • Sistemas de doble descarga y de interrupción de descarga, los inodoros con cisterna baja ahorran agua mediante la incorporación de un sistema de descarga que permite escoger al usuario entre dos volúmenes diferentes de descarga de agua (6 – 8 litros ó 3 – 4 litros) o mediante la parada voluntaria de la descarga al volver a pulsar el botón. Si lo consultas en los comercios encontrarás que los nuevos inodoros tienen estos dispositivos de origen. Su eficiencia está vinculada al conocimiento y al uso de esta medida por los usuarios.
  • Las aguas negras constituyen del 60 al 65% del consumo doméstico de agua.
    No todas las aguas negras son apropiadas (por ejemplo, se ha de evitar que la grasa de las cocinas vaya a parar a las depuradoras de aguas negras)

www.AhorrarAgua.org es un buen sitio que tiene como objetivo difundir y dar a conocer las tecnologías, técnicas e información existente en materia de hidroeficiencia, así como divulgar todas las actividades, campañas y actuaciones que se realicen en esta materia y donde encontrarás enorme cantidad de información.

Mi propuesta es que debe ser la solidaridad. Ahorrar agua por solidaridad con las generaciones futuras.

Pero también desde el enfoque económico, para muchos el único que entendemos, pues ahorrar agua vale la pena para nuestros bolsillos.

Website Pin Facebook Twitter Myspace Friendfeed Technorati del.icio.us Digg Google StumbleUpon Premium Responsive

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Los últimos El costo de la Ignorancia

Conducir con sueño

Conducir con sueño nos pone a TODOS en peligro. ¿Está usted en

Seguridad vial infantil

Colección “El costo de la ignorancia” Sección “Seguridad” Los accidentes de tráfico

Reservado especial

Colección “El costo de la ignorancia” Sección “Respeto” Irrespeto a la accesibilidad
Ir Arriba