Sinopsis: Las Leyes espirituales de la Riqueza

por

Las Leyes Espirituales de la RiquezaSinopsis del libro: Las Leyes espirituales de la Riqueza
Autor: Mark Fisher
Por: Miguel Arguedas

Al contrario de lo que creemos, el dinero que conforma nuestro capital no depende de circunstancias externas sino de convencimientos internos que se pueden cambiar. Esta apasionante obra nos muestra cómo hacer funcionar estos mecanismos internos  y poner en marcha todos los recursos para alcanzar nuestros objetivos. Si sueña con ser millonario, este libro es el primer paso para conseguirlo.

La mayoría de las personas tienen una vida limitada (económicamente hablando) y dependiente de su próxima paga al fin de cada mes. El autor nos afirma: No podemos seguir siendo conformistas, si queremos dejar de limitarnos a sobrevivir y deseamos pasar a la otra modalidad: la de la buena vida.

Para que esto suceda es necesario que dejemos de pensar como la “mayoría” de la gente, y que despertemos a una nueva visión y a nuevos principios. Lo primero será liberarnos de todas aquellas creencias erróneas que desde hace tanto tiempo nos mantienen esclavos: “Las leyes espirituales le acompañaran; trate de comprenderlas pero sobre todo trate de aplicarlas. De nada vale conocerlas si no las lleva a la práctica. Así usted emprenderá una aventura formidable: se volverá libre y económicamente independiente, conservando al mismo tiempo el equilibrio”.

Según el autor, estas son las leyes espirituales de la riqueza:

Abrirse a la abundancia

La primera ley espiritual consiste en que se abra lo más posible a la abundancia. Al principio lo hará de modo progresivo y es probable que tenga resistencias y miedos. Eso es lo más común. La abundancia es una fuente; si quiere tener mucha liquidez es necesario que deje fluir el dinero; no lo bloquee.

Esta ley también significa descubrir y comprender que en su interior hay una autentica varita mágica, una especie de palanca de oro y que utilizarla solo depende de usted. Antes que nada es preciso que se dé cuenta de que posee esa varita mágica y que basta con que la sepa mover con prudencia para ver cómo ante usted van surgiendo muchas y sorprendentes oportunidades. Una vez que se haya convencido de la abundancia que le rodea, y que está al alcance de su mano y de su pensamiento, se dirá a sí mismo: cada día, en cualquier campo, surgen nuevas posibilidades y a partir de hoy voy a verlas y a sacar provecho de ellas.

Actúe como si no hubiera obstáculos

Una vez que haya tomado conciencia de la existencia de la ley de la abundancia, y de que haya comprendido que las posibilidades de enriquecerse son innumerables, actúe como si no hubiera obstáculos.  Por regla general esto no se hace porque lo común es dejar que los obstáculos lo paralicen. Ignore obstáculos y verá que será capaz de vencerlos; enfóquese en su meta y en su éxito.

Haga su inventario mágico

Cada vez que decida emprender un negocio o cuando ya tenga uno en marcha, debería proceder a hacer inventario: ésta es una ley espiritual. A ese proceso el autor le llama “hacer mi inventario mágico”.

Fíjese objetivos grandes

Todas las personas que se han hecho ricos empezaron a ganar dinero a partir del momento en el que se fijaron un objetivo con un monto claro y un plazo para lograrlo. No tenga miedo a ser audaz, fíjese objetivos grandes. ¡Diviértase! juegue con su límite mental y verá cómo poco a poco dicho límite se irá esfumando. Y la imagen que tiene de sí mismo se transformará y se ampliará.

Escoja su carrera en función de la eternidad

Si actúa como si no hubiera obstáculos, usted estará actuando, sin saberlo, como si la vida fuera eterna, y lo es, se lo aseguro. Tal como decía un maestro espiritual respecto a la muerte: ” No tenga miedo, la muerte es lo único perfectamente… seguro”

No entierre sus talentos

Si quiere comprar su libertad, simplemente es necesario que emplee cada hora de su tiempo en ejercer su mejor y más rentable talento. Se dará cuenta de que pocas personas lo hacen y seguramente por eso pocos llegan a ser millonarios y aún más importante, muy pocos consiguen realizarse plenamente. No desarrollan todo su potencial: entierran sus talentos.

Practique la perseverancia iluminada

Usted ha escogido su carrera en función de la eternidad, se ha atrevido a no enterrar sus talentos y se ha atrevido a lanzarse como el guerrero espiritual que siempre ha sido sin que usted lo supiera; por tanto, ahora no renuncie, es el momento de aplicar y practicar la perseverancia iluminada. Porque el éxito rara vez llega de la noche a la mañana.

Conclusión

El ser millonario es una forma de lograr el éxito, así que sea lo que sea que se proponga, persevere: la perseverancia es la prueba de su fe y del amor respecto a lo que hace. Y el amor es la mejor escuela que existe y el mejor modo que tiene para realizarse a sí mismo.

Website Pin Facebook Twitter Myspace Friendfeed Technorati del.icio.us Digg Google StumbleUpon Premium Responsive

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*